CAPÍTULO SALAR DE ATACAMA - Salar 1 PÁGINA

Haga clic en las fotos para bajarlas con alta resolución


Download 1920 x 1200 Pixel

 


Download 1920x1200 Pixel

En estas aguas salobres viven algunos organismos unicelulares extremamente →halófilos, como →bacterias, →arqueas y algunas →algas. Estos seres están entre los más viejos de nuestro planeta y aparecieron hace dos o tres billones de años. Usan la →fotosíntesis captando la energía solar por trámite de pigmentos que le dan su color tan llamativo. La coloración puede depender de la concentración de sal en el agua. El color se produce por los pigmentos clorofila (verde), carotinoide (amarillo), ficocianina (azul) o ficoeritrina (rojo). En los salares andinos encontramos sobre todo matices coloradas y anaranjadas. La concentración de estos pigmentos es tan alta, que se propaga por toda la cadena alimentaria: En estas aguas vive la →Artemia salina, un crustáceo primitivo, que ya se encuentra en fósiles viejos cien millones de años y que se nutre de dichos microorganismos, asumiendo así su color. Este crustáceo por su parte representa el plato preferido de los lindos flamencos que quedan con los pigmentos rosados en su plumaje.

En la foto arriba, estamos en una zona donde agua de vertiente está filtrando por el fondo en una laguna poco profunda con extrema salinidad. Al horizonte divisamos primero la Cordillera de la Sal y atrás la Cordillera de Domeyko con el Cerro del Quimal.


▪ EL SALAR EN LA DEPRESIÓN ANDINA

El espacio existente entre la CORDILLERA DE DOMEYKO y la CORDILLERA DE LOS ANDES es ocupado por una depresión geológica sin salida de aguas, hacia donde escurren las precipitaciones andinas y en donde evaporan depositando los minerales acarreados y generando así los salares. Esta poderosa barrera de la depresión andina es responsable de que ningún río de esta zona llegue al mar. El SALAR DE ATACAMA es el más grande de Chile. Al este y al norte de esta área existe desperdigada población indígena Atacameña dedicada a la agricultura y pastoreo, aprovechando vertientes que bajan de los Andes. Sin embargo, la más grande comunidad es la del centro turístico de →San Pedro de Atacama al norte del salar, capital de la comuna homónima, con entre 4000 y 5000 habitantes(2014) que se dedican principalmente a recibir el turismo nacional e internacional en más de cien hoteles y con toda infraestructura correspondiente.

→sigue abajo

Vea la información general acerca la →Morfología Atacameña en este sitio.


Download 2200x2300 Pixel

La depresión andina en un viejo mapa geográfico. Cerca del salar todavía se indican los antiguos caminos de arrieros que se usaba a fines del siglo XIX, como la conexión de San Pedro para Calama por la mina de cobre San Bartolo en el Río Grande, o esa otra para Sierra Gorda, que cruzaba la Cordillera de la Sal por la Cuesta del Carmen y tomaba por la Quebrada de los Arrieros en la Cordillera de Domeyko. Ya está la línea férrea a Argentina por el paso de Socompa, junto con el viejo camino de arrieros que se usaba para llevar a las salitreras del desierto el ganado desde Córdoba. Con el mismo propósito también se transitaba por el paso de Guaytiquina que baja a Toconao. Ambos caminos todavía están bordeados por numerosos huesos de animales que reventaron durante la travesía.

→Haga clic en este mapa para abrir otro, más detallado.

→Vea el Salar de Atacama en el mapa satelital


▪ LA CORDILLERA DE LOS ANDES Y LA PUNA

Por el oriente de la depresión, se levanta el cordón con las más altas cumbres, que alcanzan 6000 metros de altura. El activo volcanismo en el pasado colmó de cenizas y escoria la separación entre cerros, generando una planicie sobre los 4000 metros, llamada Puna. La Puna es lugar desértico y deshabitado. Esta planicie se inclina por el oeste hacia la depresión con el salar, surcada por gran número de quebradas hondas que llevan hacia abajo las aguas cordilleranas con los minerales volcánicos disueltos. En algunas pocas quebradas corre agua todo el año, mientras que las demás sólo se mojan con fuertes precipitaciones. Ninguno de esos ríos llega continuamente hasta el salar. Las aguas filtran en el suelo poroso y entran de forma subterránea en el salar, dónde a veces reaparecen como vertientes formando gran número de lagunas en la zona oriental del salar o nutriendo grandes áreas de gramíneas halófilas. A media distancia de su extensión norte-sur, el salar está bordeado al este por el volcán Lascar, alto 5600 metros, el más activo del norte Chileno. La erupción ocurrida en abril de 1993 figura como la tercera más grande en la historia del país. En esa oportunidad, la actividad volcánica duró un día y medio, donde las cenizas (gracias a los fuertes vientos continuos que llegan desde el Pacífico) causaron estragos en el norte de Argentina y llegaron hasta Brasil. Por este pendiente al este del salar, se encuentran todos los pasos importantes que suben a la Puna para cruzar la Alta Cordillera hacia el oriente o para conectar con regiones altoandinas. Así por ejemplo el prehistórico Paso del Rey inmediato a norte de San Pedro que atestigua su edad milenaria por innumerables artes rupestres. En la época colonial se usaba el Paso de Guaytiquina que salía en Toconao a orillas del salar para cruzar hasta Molinos en los Valles Calchaquíes (Salta) en “seis jornadas sin habitación”, como menciona todavía en 1854 el mapa del naturalista R. A. Philippi. En febrero de 1948 se inaugura la línea férrea con el famoso ramal C-14 argentino, o sea el tren a Socompa que juntaba Salta con Baquedano y con Antofagasta del Litoral y que operó sólo durante unos cincuenta años. Finalmente hacia el fin del último siglo se pone asfalto en la actual conexión importante por el Paso de Jama, por dónde transita la mercancía proveniente desde los países transpacíficos para el interior del continente Sudamericano.

→sigue abajo



Download 1920x1200 Pixel

Aquí nos encontramos a orillas de uno entre muchos “ojos” del salar. Se trata de lagunas completamente circulares a forma de embudo. En el centro hondo entra agua de vertiente poco salobre desde el subsuelo y da vida a un chico cinturón de vegetación. La completa falta de viento a las dos y media de la tarde permite el perfecto reflejo del cielo azul que se mezcla en la superficie con el verde de la laguna. Esta zona en el sector norte del salar se llama Llano de Tebinquiche y queda todavía unos quince metros encima del nivel en el núcleo, más al sur. Allá basta cavar un agujero en la superficie, para que se llene con agua del grande lago subterráneo. En la zona norte hay ojos con diámetro de un metro no más, mientras que los grandes abarcan más de cien metros y parecen abismarse hacia el centro de la tierra. Al horizonte izquierdo se levanta el volcán Colorado mientras que al centro aparece el dominante volcán Licancabur, ambos cerros sagrados en la mitología atacameña.


▪ LA CORDILLERA DE DOMEYKO

La Cordillera de Domeyko es un cordón desmembrado de la Cordillera de los Andes que corre paralelo y al poniente de ella. Se origina en un nudo orográfico existente a la altura de Copiapó y se reúne con la Cordillera de los Andes frente a Calama. Su altura en esta Zona promedia los 3500 metros. Su mayor elevación se manifiesta con el Cerro del Quimal, monte sagrado en la cultura Atacameña y que con sus 4300 metros de altura domina todo el Salar de Atacama por el poniente. Por el oeste del Quimal se encuentra el histórico y famoso mineral de plata, llamado Placilla de Caracoles y descubierto por cateadores Chilenos en 1870, entonces todavía en territorio Boliviano. Hoy en día, en el área al poniente de la Cordillera de Domeyko se explotan los más ricos yacimientos de cobre. Esta cordillera no es gran receptora de precipitaciones, aportando escasa humedad hacia el llano central. Sin embargo existen varios ojos de agua alimentados por vertientes y al pié del Cerro del Quimal en el Llano de la Paciencia – separado del Salar de Atacama por la baja Cordillera de la Sal – se encuentran varias lagunas chicas con agua altamente saturada por sulfato de calcio dihidratado, eso es con yeso. La Cordillera de Domeyko remata el Desierto de Atacama por el oriente. Por eso, el Salar de Atacama se halla en la zona precordillerana que recibe precipitaciones esporádicas durante todo el año. Así en febrero 2012 cayó tanta agua que cerca de San Pedro se cortó el camino internacional al Paso de Jama por haberse formado una grande laguna en el Llano de la Paciencia, entre otros más desastres en viviendas de las poblaciones de la cuenca. Un año más tarde se repitieron las lluvias torrenciales y volvieron a cortar dicho camino por destrucción del calzado en varios sectores y en agosto 2013 caídas de nieve recubrieron la zona con breve capa blanca. Siguieron varias precipitaciones leves encima del salar en febrero, mazo y abril de 2014 y finalmente hubo una fuerte nevada en mayo. No obstante a la grande aridez en sus pendientes hacia el poniente, la Cordillera de Domeyko ahí alberga escasa vegetación que consigue nutrirse por la humedad que llega con los vientos tormentosos en cada tarde, proviniendo del Pacífico. Gracias a los ojos de agua hasta se encuentran guanacos en esta cordillera.

→sigue abajo



Download 1920x1200 Pixel

Esta laguna de tamaño mediano y con el fondo poco profundo también se abastece de agua por una fuerte y única vertiente que sube desde el subsuelo. Su coloración amarilla se la debe al fondo recubierto por sedimentos fluviales, acarreados probablemente por los ríos desde el norte de la cuenca. Por ser vadeable, la laguna a veces es visitada por algunos flamencos que suelen caminar por las aguas con el pico sumergido en busca de alimento.


▪ EL SALAR DE ATACAMA

Este gran salar ocupaba originalmente la cuenca entre la cordillera de Domeyko y de Los Andes. Luego, por presiones de la corteza, ésta se plegó y levantó la CORDILLERA DE LA SAL, una sierra cristalina compuesta por mucha sal, yeso y arcilla. Tiene cumbres altas unos 200 metros y se extiende de nordeste a sudoeste a lo largo de unos ochenta kilómetros al poniente del salar. (Vea más acerca de la →Cordillera de la Sal en este sitio.)

El Salar de Atacama consiste en una costra de →halita (sal de roca), o núcleo, de 1100 km² de superficie y de 900 metros de profundidad rodeada por una zona marginal de limos salinos de unos 2000 km² de superficie. La costra de sal contiene una salmuera intersticial de →cloruro de sodio (sal de mesa) rica en magnesio, potasio, litio y boro. El salar recibe la mayor parte de sus aportes desde las formaciones volcánicas de la Cordillera de los Andes, al este. Los componentes disueltos en las aguas de aporte se depositan en el salar mientras que el agua sale por evaporación. Esos son, principalmente: boro (B), calcio (Ca), cloruros (Cl), potasio (K), magnesio (Mg), sodio (Na), litio (Li) y sulfatos (SO4).

Aparte de su forma pura, los depósitos minerales aparecen también en composición química, como la dicha halita (cloruro de sodio = NaCl), el yeso (sulfato de calcio dihidratado = Ca [SO4] • 2H2O) o la calcita (carbonato de calcio = Ca [CO3]).

Eso da origen a una gran minería con la extracción de litio en el sector sur del Salar de Atacama por la →SQM (Sociedad Química y Minera de Chile), que figura entre las primeras minas de litio a nivel mundial.

Las principales características del Salar de Atacama son:

(Fuente: Risacher, F. y Alonso H. 1996. Geoquímica del Salar de Atacama)

 

altura en el núcleo del salar

2300

m

 

 

superficie de la cuenca

18’100

km²

 

 

superficie del núcleo del salar

1100

km²

 

 

superficie de los limos salinos

2000

km²

 

 

superficie promedia de las lagunas

12,6

km²

 

 

precipitaciones

25
300

mm/año (Salar)
mm/año (Cordillera)

 

 

evaporación potencial

2000
1600

mm/año (Salar)
mm/año (Cordillera)

 

 

temperatura media en el salar

14

°C

 

→sigue abajo



Download 1920x1200 Pixel

El fondo completamente revestido por costra de sal blanquísima otorga a esta grande laguna una coloración igual a la del mar caribeño en las playas con arenas blancas. Como el nivel del agua varía con el andamiento de las estaciones y con variaciones en la humedad, estas lagunas profundas sólo pocos centímetros de vez en cuando se desecan. Así la sal extremamente concentrada en el agua se cristaliza en la superficie, renovando la mantilla virginal.


Con su enorme lago subterráneo que consiste en las aguas encerradas en la salmuera, el Salar de Atacama representa un enorme y único ecosistema con una biodiversidad altamente especializada y adaptada a estas extremas condiciones ambientales. También es importante sitio de nidificación para la avifauna y hasta alberga pájaros, que bajan desde la región polar ártica para invernar aquí durante el verano local. Hay insectos, reptiles y anfibios. Los que más sobresalen entre los mamíferos, sin duda son los →burros chúcaros (Equus africanus asinus), descendientes salvajes de los asnos domésticos introducidos en este continente por los Españoles. La flora incluye gran variedad en gramíneas, raras suculentas halófilas que aún no se estudiaron y hasta majestuosos árboles, como los →algarrobos (Prosopis chilensis) y los →chañares (Geoffroea decorticans), que crecen en las orillas del salar o el enorme →tamarugo (Prosopis tamarugo) del cual existe un bosque impresionante en medio de la costra salina.

Este ecosistema depende altamente del balance hídrico, eso es el equilibrio entre los aportes acuáticos por ríos, por filtración subterránea y por lluvia por un lado, y la evaporación por el otro lado. La sustracción de aguas para riego por los habitantes atacameños, anteriormente no representaba estorbe consistente de este balance. Sí pero el acelerado saqueo actual por una minería que aparentemente sólo obedece a la ley del lucro máximo, y en forma más atenuada, por la industria turística sampedrina, que sigue la misma ley. Este irresponsable turismo en masa además molesta, irrumpiendo en las poblaciones de los muy sensibles flamencos y hasta provocó la escandalosa toma del complejo acuático de Laguna Cejar para ser usado de balneario. Así que las fotos aquí presentadas ya luego podrían asumir valor histórico por desecación de las lagunas y consecutiva destrucción de este único biótopo por la construcción de más un grande monumento a la ignorancia humana.


Referencias:

▪ Actualización de la Evaluación de la Disponibilidad de Recursos Hídricos para constituir Derechos de Aprovechamiento en las Subcuencas afluentes al Salar de Atacama, IIa Región. Gobierno de Chile - Ministerio de Obras Publicas - Dirección general de Aguas, 2010.    →Descarga pdf

▪ Cultura y naturaleza en la cuenca del Salar de Atacama, Estudios Atacameños Nº 11, E. Contreras, 1994.    →Descarga pdf

▪ Diagnostico y clasificación de los cursos y cuerpos de agua según objetivos de calidad en la cuenca del Salar de Atacama, Gobierno de Chile – Ministerio de Obras Públicas – Dirección general de Aguas, 2004.    →Descarga pdf

▪ Geoquímica de Aguas – Estudio de Cuencas en la IIa Región. F. Risacher, H. Alonso, C. Salazar, 1999    →Descarga pdf

▪ Establecimiento de las relaciones entre los humedales y las actividades mineras y productivas del área de estudio, CIREN, Espinosa et al., 2011.    →Descarga pdf

▪ La tradición surandina del desierto: Etnobotánica del área del Salar de Atacama, Estudios Atacameños Nº 16, Villagrán et al., 1998.    →Descarga pdf

▪ Mapa hidrogeológico de Chile, Escala 1: 2’500’000, con Texto explicativo, Gobierno de Chile - Ministerio de Obras Publicas - Dirección general de Aguas, 1986.    →Descarga pdf



Download 1920x1200 Pixel

De los microorganismos ya hablamos cuatro fotos más arriba. Estos de aquí se distinguen por contener más carotinoide en sus pigmentos, lo que se deduce de su coloración anaranjada. En esta grande laguna, por su orilla del norte hay innumerables chicas vertientes de agua con salinidad mediana que entran a lo largo de un kilómetro, creando esta magnificencia con jardines de microorganismos multicolores y concreciones de elementos disueltos en las aguas.



Download 1920x1200 Pixel

La multitud de chicas islas redondas que brotan del fondo salino son efecto de cristalización de yeso. En este agua altamente sulfatada, el yeso cristaliza en los sedimentos de arena o lutolita que quedan debajo de la costra salina, formando así las llamadas rosas del desierto o rosas de arena, de color marrón-rojizo. Al emerger de la laguna, éstas se recubren de sal cristalizado.



Download 1920x1200 Pixel

He aquí la laguna talvez más mística e impresionante que encontré en el Salar de Atacama. Parecía ser un lago de petróleo y me sugería la idea de que me encuentre a orillas del río Estigia o Aqueronte en espera del barquito de Caronte, que iba cobrarme una moneda de cien pesos para que me llevara al Hades, al inframundo, la neblinosa y sombría morada de los difuntos en la mitología griega. De hecho se trata de un grande ojo con diámetro de unos 120 metros y de inmensa profundidad. Tras de un chico borde con algas amarillentas, sus paredes se abisman de forma vertical. Arrojé un trozo de sal blanca en sus aguas y lo vi hundirse hasta ser engullido por las tinieblas. El efecto tétrico se intensificó aún más por la tormenta eléctrica que iba desencadenarse en este momento.



Download 1920x1200 Pixel

Éste es el más grande ojo de agua que conozco en el salar. Tiene diámetro de unos 165 metros y está rodeado por un ancho cinturón de vegetación impenetrable. Sus orillas consisten en macizas incrustaciones salinas y la laguna es tan honda, que el ojo no consigue ver el fondo, pese a sus aguas cristalinas. Durante el día, la laguna se presenta celeste por el reflejo del cielo. En este día, excepcionalmente sin movimiento de aire ninguno a la puesta del sol, su superficie se convirtió a un espejo tan perfecto que resultó casi imposible distinguir la imagen original de la reflejada. Tras de varios días con fuerte tormenta, temperaturas bajas y algunas precipitaciones, el aire quedó tan puro que los gigantes volcanes gemelos Licancabur y Juriques parecían al alcance de mano, pese a que en este punto distan por unos cuarenta y cinco kilómetros. Todo parecía paralizado en espera del más fuerte terremoto registrado en el Norte de Chile que iba producirse a pocos minutos de aquí.



Download 1920x1200 Pixel

Un minuto no más dura el momento más dramático en el desierto salino, cuando el sol muere en la Cordillera de Domeyko derramando su sangre encima de la Cordillera de los Andes.

Al centro aparece el lunático volcán activo Lascar que en los años recientes se portó calmo y manso.






→ Vuelva arriba

 

última actualización 2014-07-11