CAPÍTULO SALAR DE ATACAMA - Salar 11 PÁGINA

Haga clic en las fotos para bajarlas con alta resolución


Download 1920x1200 Pixel

En las vastas pampas salinas y pantanosas que rodean las lagunas en la zona marginal del Salar de Atacama, abunda el suncho (Baccharis juncea).

Al fondo divisamos la Cordillera de la Sal y la Cordillera de Domeyko con el Cerro del Quimal (4300m).

Baccharis juncea (Lehm.) Desf.

(Asterales: Compositae)

Nombre vernacular: suncho, pasto loco, totora, chuchuka, mutumutu, unquillo

▪ Especificaciones:

Baccharis juncea   (Lehm.) Desf.     Desfontaine, Cat. Hort. Paris, 3ª ed.:163, 1829.

Sinónimos:

- Stephananthus junceus   Lehm.     Cat. Sem. Hort. Hamb.: 18. 1826
- Arrhenachne juncea   Cass.     Dict. Sci. Nat. 52: 253. 1828
- Baccharis subulata   Don ex Hook. et Arn.     Hookers Journ. Bot. 3: 39. 1841

Hierba perenne, glabra, con raíces gemíferas horizontales, ramificada desde la base; ramas erectas, algo crasas, glaucas, altas hasta 150 cm, con flores dioicas en cada planta. Hojas alternas, lineares, enteras o algo aserradas en el margen, de 15 a 60 mm de longitud y 1 a 3 mm de ancho. Capítulos solitarios o en pseudocorimbos muy laxos. Capítulos masculinos con involucro hemisférico de 6 mm de altura por 7 mm de diámetro; brácteas aovado elípticas a estrechamente oblongas, rojizas, en 4 a 5 series; flores tubulosas con el limbo 5-lobado de 6 mm de longitud y estilo con ramas oblongas, bien desarrolladas, separadas; papus blanco y crespo. Capítulos femeninos con involucro hemisférico, altos unos 7 mm por 10 mm de diámetro; brácteas en 4 a 5 series, las exteriores elípticas, las interiores lineares, rojizas en el dorso, hialinas en el margen; flores numerosas, con corola filiforme de 5 mm de longitud con estilo exerto de ramas cortas; aquenios cilíndricos, glabros, de 1,2 mm de longitud, rojizos con costillas blancas; papus blanco 2-seriado, formado por pelos lanosos muy alargados al madurar el fruto.

▪ Ciclo: Perenne, de emergencia y brotación otoñal, vegetación invernal y primaveral y floración estival.

▪ Propagación: Por vía asexual o vegetativa, mediante sus sistemas de raíces gemíferas y rizomas, y por vía sexual mediante sus aquenios con dispersión anemocora (por el viento).

▪ Hábitat: Especie autóctona, de amplia distribución en Sudamérica, crece en sitios anegadizos o inundados, algo salitrosos, donde forma densas poblaciones. Se la encuentra en la vecindad de lagunas, charcos y cursos de agua.



Download 1920x1200 Pixel

Inflorescencias masculinas de Baccharis juncea. Como polinizadores aparecen abejas, avispas, moscas y escarabajos chicos.



Download 3700x6440 Pixel

En el libro Flora Brasiliensis del naturalista alemán Carl Friedrich Philipp von Martius (1794-1868) encontramos este lindo gráfico de Baccharis juncea. Éste de arriba es un detalle no más, para verlo completo haga clic encima de la imagen.

Arriba (C) vemos la inflorescencia masculina, entera y en corte vertical. De forma igual, abajo aparece a la izquierda (1f) la flor femenina y a la derecha (1m) la flor masculina.

→Flora Brasiliensis, vol.VI, pars III, Compositae
Karl Friedrich Philipp von Martius, München & Leipzig, 1895

→Carl Friedrich Philipp von Martius



Download 1920x1200 Pixel

Por las orillas de una laguna crecen grandes colonias monotípicas de Baccharis juncea. En esta zona, agua mineralizada filtra desde vertientes subterráneas directamente hacia el fondo de la laguna, lo que se manifiesta con el agua que aparece más oscura en los bordes de la laguna, mientras que en el centro el fondo recubierto por una capa blanca de sal provoca una coloración esmeralda. Aquí viven también microorganismos colorados, como se mencionaron en detalle en página →Salar 2. Cuando en las tardes suele levantarse el viento tormentoso del oeste revolviendo las aguas salinas altamente saturadas, en las crestas de las olas van formándose copos de espuma que por fin se depositan en las orillas orientales de las lagunas, formando grandes cúmulos que se paran en la vegetación costera y acaban por incrustarla con la sal y más minerales que contienen. Aquí en la foto estamos justo en la hora en que empieza el vendaval cotidiano.



Download 1920x1200 Pixel

En el libro →Ciencia Indígena de los Andes del Norte de Chile aprendemos:
(C. Villagrán y V. Castro, Santiago de Chile, 2004)

Baccharis juncea (Lehm.) Desf.

Nombre vernacular: Suncho, pasto loco, totora, chukchuka, chuschuka, chuchuka, chutchuka, mutumutu, motomoto, unquillo.

Subarbusto alto y grácil que crece a orillas de ríos y en chacras.

Cuando la planta está tierna los animales no la consumen, porque su olor es malo y, probablemente, el nombre quechua suncho se refiere a su sabor amargo.

Si la comen mucho los animales, se envenenan, se vuelven locos, de donde derivaría el nombre chukchuka (temblores) o pasto loco. Ya madura es consumida por los burros y las cabras. Buen forraje. Se usa en medicina animal, cuando a los animales se le meten gusanos. Una persona mencionó que el tallo largo de la planta lo usaban para jugar cuando niños: le sacaban toda la corteza y lo interno blanquillo (médula) quedaba como un gusanillo. En Río Grande se nos informó que se comería la parte interior del tallo, la médula, dulce. Los nombres chukchuka (y variantes) y suncho han sido registrados para esta especie en el Loa Superior, Río Grande y Salar de Atacama. En los Andes de lquique se le llama mutumutu y este nombre pareciera aludir a las hojitas, sésiles, como muñones adosados a los largos tallos verdes. Totora y unquillo son nombre genéricos asignado a distintas especies de Ciperáceas, Juncáceas y palustres de familias afines, sin hojas y con un aspecto grácil, como esta especie de Baccharis.



Download 1920x1200 Pixel

Hacia el fin de verano, las flores hembras de Baccharis juncea desprenden sus volantines, los aquenios maduros con los vilanos blancos (papus), para entregárselas al viento a que las disemine por las húmedas pampas salinas de la inmensa planicie. En otoño los nuevos vástagos irán brotar para crecer y fortificarse durante el invierno y la siguiente primavera y para crear sus propias flores en el verano.


Phragmites australis (Cav.) Trin. ex Steud.

(Poales: Poaceae)

Nombre vernacular: caña, cañavera, carrizo


Download 1920x1200 Pixel

Enormes cinturones impenetrables de cañas altas tres metros rodean chascas y lagunas salinas. Estos carrizales representan un refugio seguro para los pájaros que acuden al salar para anidar.


▪ La caña Phragmites australis es una gramínea (poácea) perenne con difusión cosmopolita y subcosmopolita. Esta geófita rizomatosa crece en terrenos pantanosos y alcanza cuatro metros de altura, midiendo el tallo dos centímetros de diámetro. Los tallos no se ramifican. Durante la época de mayor crecimiento los rizomas aumentan unos tres centímetros por día. Las largas, delgadas y aplanadas hojas miden unos 50x5 centímetros y son de coloración verde grisácea. Se adelgazan progresivamente hacia el largo ápice. Sus vainas son lisas, glabras y cubren los nudos y la lígula formada por una línea de pelos. La inflorescencia es una panícula laxa de forma oblonga y ovoide, larga 20-30 centímetros. Las espiguillas comprimidas lateralmente miden de 1 a 1,6 centímetros y contienen entre dos y diez flores, siendo la mayoría hermafroditas pero las inferiores masculinas o estériles. Las glumas lanceoladas son tan largas como las flores, membranosas y con 3-5 venas. Son desiguales, siendo la inferior de la mitad a dos tercios de larga que la superior (ver gráfico más abajo). Las lemas estrechamente lanceoladas, agudas o acuminadas, están provistas de 3-5 venas y largos pelos en la mitad proximal del dorso. Raquis glabra. Anteras de hasta 2 milímetros de longitud.

▪ Por el mundo entero la Phragmites australis se encuentra en suelos húmedos y a orillas de cursos de agua y lagunas. Aquí en el Salar de Atacama prefiere las orillas pantanosas de charcas y lagunas altamente salobres y crece hasta en la costra salina, debido supuestamente a una adaptación a este ambiente hostil.

▪ En la cultura atacameña, la caña principalmente tiene múltiple uso en construcción y artesanía (ver más abajo). En otros lugares del mundo además se aprovecha también su calidad nutricional (ref. →asturnatura):

La raíz, cruda o cocinada, semeja a las patatas; contiene un 5% de azúcar y su aroma y textura son mejores cuando aún está en periodo de crecimiento; en Rusia son recogidas y transformadas en almidón. Los brotes jóvenes se emplean antes de que aparezcan las hojas y se emplean de la misma forma que el bambú. Los japoneses secan las hojas jóvenes, las pulverizan y las mezclan con cereales para hacer unas bolas hervidas que sirven con guisos. Las semillas molidas se emplean como aromatizante y son bastante nutritivas. Los tallos son hervidos en agua y posteriormente del agua se extrae la gran cantidad que tienen; en algunos lugares, los exudados azucarados de los tallos se emplean para formar bolas que se consumen como dulces.



Download 1920x1200 Pixel

En un campo poblado mayormente por la grama salada Distichlis spicata entraron algunas cañas pioneras.

Leemos en el libro →Ciencia Indígena de los Andes del Norte de Chile:
(C. Villagrán y V. Castro, Santiago de Chile, 2004)

Phragmites australis (Cav.) Trin. ex Steud.

Nombre vernacular: caña, cañavera

Esta enorme y abundante gramínea de las quebradas es muy apreciada por sus múltiples usos en construcción y artesanías. En construcción, se usa para techar casas, ramadas para sombra, cierres para el viento, separadores, etc. En artesanía, se utiliza para la confección de canastos, esteras, pisos e instrumentos musicales como pitos, quenas, tamborcillos, flautas y clarines. Para el telar, se hacen los lizos y peines con sus cañas. Las hojas sirven de forraje. Caña muy útil para hacer cercos y quinchos. Las ramas se usan para hacer sombra, en construcción de casas y también para cubrir las ramadas. De acuerdo a Platt (1968), la caña se usa en Pica para murallas, techos y toldos o ramadas. También se confeccionan cestos de caña con varillas de granado (Punica granatum). Como artefactos del telar, la quecha es fabricada de rama de granado y la aija de un trozo de caña de un metro que sujeta la trama.

Para Peine, también se ha documentado el uso de la caña entre los accesorios del telar:
"El peine consiste de dos mitades de caña entre las cuales están amarradas, con hilos de lana, muchas delgadas secciones de cañas. Este peine se encuentra embutido en la caja del peine que es de madera. Los lizos, dos en número se construyen igualmente de secciones de caña y cordeles delgados".


Download 1800x3400 Pixel

Phragmites australis

a) espiguilla cerrada b) espiguilla florecida c) glumas d) flor e) pálea f) pálea conteniendo flor masculina con estambres y lodículas.     →información espiga

En 1761, el botánico germano-danés Georg Christian Oeder comienza la publicación de la monumental obra de ilustraciones en planchas de cobre, Flora Danica, que al principio estaba planeada para cubrir todo el reino vegetal de las tierras de la corona danesa. Ésta iba terminarse sólo 122 años más tarde, en 1883. El trabajo completo abarca 51 partes y 3 suplementos, y comprende 3240 planchas, una de las cuales se refiere a la caña Phragmites australis, publicada con el nombre de Phragmites communis Trin.

Arriba vemos un detalle de dicha plancha. Para ver el gráfico entero, pinche la ilustración.

→Georg Christian Oeder (1728-1791)     →Flora Danica (1761-1883)

Phragmites communis (gráfico)          →leyenda



Download 1920x1200 Pixel

Cuando el sol de la tarde paulatinamente se incline encima del Cerro del Quimal (4300m), las espigas de la cañavera Phragmites australis resplandecen a contraluz.






→ Vuelva arriba

 

última actualización 2014-09-19