CAPÍTULO CORDILLERA DE LA SAL - Cordillera de la Sal PÁGINA

Si la página no se abre correctamente (fotos incompletas) apriete tecla F5 (actualizar)


Download 1600x1200 Pixel

A 2500 metros de altura en la Cordillera de la Sal, al fondo la Cordillera de Domeyko

Mapa geográfico de la → Cordillera de la Sal, escala 1:250'000 (3000x3900 Píxel, jpg, 1.8MB)

→ Mapa satelital de la Cordillera de la Sal

Las fotos siguientes muestran paisajes en la Cordillera de la Sal, una pequeña serranía que se extiende de nordeste a sudoeste a lo largo de unos ochenta kilómetros entre el Salar de Atacama y el Llano de la Paciencia al poniente del salar. Esta cordillera se compone principalmente por yeso, arcilla y sal (NaCl) y está modelada por viento y lluvia con formas tan increíbles que se puede decir única al mundo.

Con la irrupción del turismo de masas en el oasis de San Pedro de Atacama durante los años recientes empezaron también visitas a esta cordillera por excursiones organizadas con turistas que desprecian la naturaleza y llegan aquí sólo para divertirse con bicicletas, caballos, motocicletas, todoterrenos y más. Huellas en la costra de yeso y en las dunas de guijarro pero persisten años – algunas que dejé yo mismo más que veinte años atrás en sitios apartados todavía son visibles – y así varios paisajes en lugares visitados por los turistas hoy en día están malogrados por decenios, ni sólo por dejar huellas sino también por destrucción intencionada de las maravillas cristalinas formadas a lo largo de muchos siglos. Todo eso está apoyado por una industria turística que aquí se instaló con puro fin de lucro, incluyendo hasta a la Corporación Nacional Forestal....

Con esta razón, en contra de las demás fotografías publicadas en este sitio web, éstas de aquí vienen sin exacta ubicación geográfica.


Download 1600x1200 Pixel

En la imaginación de la gente los desiertos consisten en una inmensidad de ondulantes dunas de arena que albergan algún que otro tranquilo oasis con palmeras datileras y caravanas de camellos. La verdad es que la mayor parte de los desiertos en esta tierra está cubierta por puros pedregales y roquedales sin vida ninguna. Sin embargo existen las imágenes de encanto, como muestran las fotos siguientes de la Precordillera Atacameña, aunque el aspecto tan pacífico engaña:

Entre mediodía y la dos de la tarde los rayos del sol caen vertical y el viento está parado completamente. La superficie de la arena está incandescente y ya no es posible tocarla, todo el paisaje vibra en el aire al rojo y no hay ni una mancha de sombra por dónde abrigarse. El desierto sin sombra carece de estructura y plasticidad y se parece aburrido. Ya luego pero empiezan los vientos provocados por desplazamiento térmico, al principio suaves y muy agradables, pero a menudo aumentando de violencia hasta culminar al atardecer con fuerza de huracán y ráfagas superpuestas que cada dos por tres le echan por tierra a una persona desprevenida. Donde las dunas de arena, ese viento mueve toneladas de material arenisco y caer en una ráfaga es igual como recibir una sonora bofetada. El efecto esmeril de la erosión eólica entonces se manifiesta encima del propio cuerpo. En esta hora el alma del desierto se despierta, las sombras aumentan rápidamente, las dunas parecen caminar y la temperatura cae en picado. Es este el momento en que se saca las fotografías que inspiran tanta paz y calma – ¡y un jamón!

Información arena           → Información dunas


Download 1600x1200 Pixel

Dunas de guijarro con una longitud de onda (distancia entre las crestas de las olas) que está por los dos metros. El diámetro de los guijarros mide varios milímetros y así pasan años sin cambiamiento ninguno visible por las ondas de la duna.


Download 1600x1200 Pixel

Dicen que esos de aquí son paisajes lunares. Sin embargo lo que más cautiva el ojo, son estas formas repetidas entre surcos y crestas que bajan por las laderas de los cerros desérticos reproduciendo así las olas de las dunas por abajo. Al contrario de las dunas que son producto puramente eólico (por el viento), eso de los cerros es producto del agua (imbrico) que aquí cae esporádicamente en pocas ocasiones a lo largo del año, a pesar que fuertes precipitaciones acontecen sólo con un intervalo de algo como veinte años. Además los cerros consisten en gruesas capas sedimentarias que remontan a una época distante unos cincuenta millones de años, cuando este terreno se levantó de los abismos marinos. Sólo las últimas capas encima son volcánicas, así que por todo el paisaje prevale la acción del agua en la topografía por lo que no tiene ninguna semejanza lunar.


Download 1600x1200 Pixel

Es fascinante observar esta rigurosa regularidad del diseño conforme con la ley física. A pesar de repetidas interferencias, la longitud de onda permanece estrictamente constante. El parámetro principal parece ser el diámetro de los granos. La fuerza del viento o el pendiente de la duna y su espesor no influyen en la frecuencia de las ondas.


Download 1600x200 Pixel

Duros bloques de cristal de pura sal resisten a la erosión eólica ejercida por los vientos arenosos y forman peñascos solitarios por la Cordillera de la Sal.


Download 1600x1200 Pixel

Aquí estamos al norte cerca del nudo en que nace la Cordillera de la Sal en la región en dónde la Cordillera de Domeyko se separa de la alta Cordillera de los Andes. La Cordillera de Domeyko a nuestras espaldas alcanza su mayor elevación con el Cerro del Quimal (4278m) mientras que la Cordillera de la Sal cuenta con varias lomas que miden alrededor de 2600 metros y mientras que el punto más bajo de la contigua depresión interandina con el Salar de Atacama está por los 2300 metros. Al horizonte aparece, al lado opuesto del salar, la Cordillera de los Andes con sus volcanes de seis mil metros.

→ Mapa con la situación geográfica general






→ Vuelva arriba

 

última actualización 2013-09-29