CAPÍTULO SALAR DE ATACAMA - Salar 7 PÁGINA

Haga clic en las fotos para bajarlas con alta resolución


Download 1920x1200 Pixel

En las vastas pampas recubiertas por gramináceas halófilas que se encuentran en las zonas pantanosas de las lagunas, viven y se multiplican pacíficamente los tímidos burros chúcaros, descendientes de los burros domésticos introducidos en la época colonial.

A la izquierda en la foto divisamos el Cerro Leña (5'800m), después el Cerro Miscanti (5'620m) y al borde derecho el Cerro Miñiques (5'910m).


Nuestro burro tiene una historia movida. Como miembro del género Equus, es familiar del caballo, del onagro y de la cebra. Según lo que actualmente sabemos, el burro es producto de domesticación del burro salvaje africano (Equus africanus, hoy casi extinto) que tuvo lugar hace unos siete mil años en el antiguo Egipto y en Nubia, por lo que se denomina como subespecie Equus africanus asinus. Durante esos milenios, al burro doméstico principalmente se usó como animal de carga y como cabalgadura, hasta la aparición de los medios de transporte modernos. Hoy en día, la población mundial del burro doméstico se estima en unos 44 millones de cabezas, siendo unos ocho millones en Latinoamérica. Aquí en los países andinos de Sudamérica fueron introducidos desde Europa por los Españoles.

En varias zonas apartadas, con la aparición del automóvil los burros domésticos recobraron su libertad volviendo así a la vida de sus ancestros. Aquí en la región precordillerana del gran Norte Chileno viven tranquilamente y sin estorbo en grupos familiares que abarcan hasta doce animales y se le llama de burros chúcaros. Se nutren de pasto desértico cerca de las aguadas, siendo capaz de adaptarse a condiciones muy rígidas también con respecto a la alimentación, a diferencia con el mucho más exigente caballo. Gracias a ello los burros tienen características únicas entre los équidos, con un sistema digestivo resistente. Eso les permite consumir mayor diversidad de plantas y extraer agua del alimento de forma muy eficiente. Los burros necesitan menor cantidad de alimento que los caballos de tamaño y peso equivalente, así que consiguen vivir en zonas inaccesibles para sus parientes.

Ecológicamente, los burros chúcaros son corresponsables por la reducción y hasta desaparición de especies endémicas botánicas, siendo animal ajeno a este continente. Aquí por las pampas del salar el daño es limitado pues su grama preferida crece con abundancia y no es nada rara. Sin embargo sus hermanos en las zonas montañosas que rodean el salar ya dejan su rasgo con la destrucción de los cactus cumulares, como el endémico Maihueniopsis camachoi.

Los burros alcanzan a vivir cuarenta años. Se aparean en cualquier época del año, durando la gestación entre 12 y 14 meses. La burra generalmente pare una sola cría y la desteta cuando ésta tanga entre 6 y 9 meses. Los burros cuidan mucho de sus crías y manifiestan una conducta altamente social, típica de todos mamíferos muy desarrollados. Así los hijos permanecen junto con la familia hasta alcanzar su madurez sexual a los dos o tres años.

Los burros chúcaros se llevan bien con los demás grandes mamíferos cuadrúpedos. Así es común verlos en la zona marginal cerca de los oasis pastar junto con las llamas, cabras y ovejas.




Download 1920x1200 Pixel

Atardecer en la pampa salina recubierta por dura costra de calcita fragmentada y por sal cristalizado. La burra a la izquierda está preñada. Por atrás anda un hijo suyo todavía no adulto, mientras que al fondo vemos otra hembra con un pollino de pocas semanas. En las pampas del salar son muy comunes los burros con pelo gris o marrón oscuro, llevando tonos blancos alrededor del morro, la zona periocular y en el vientre.



Download 1920x1200 Pixel

Una familia burra se desplaza por la costra de sal desde un pastizal para otro. Para ello usa las huellas de burro que surcan la incomoda o hasta intransitable costra fragmentada, como ya lo vimos en la precedente página →Salar 3.

Con la mamá burra caminando en frente, podemos reparar en una particular característica racial que se manifiesta sobre todo con los animales de pelo claro. Se trata de las dos franjas oscuras en forma de cruz en su espalda que recuerdan su pariente cebra. Investigaciones resultaron en que los burros con tales franjas menos son molestados por los insectos chupasangre de que sus hermanos sin tal dibujo, especulando que a los insectos les confunden estas líneas que estorban la silueta del équido.

Al fondo de la imagen se levanta el Cerro Tumisa desde los 2'300 metros del salar hacia sus 5'660 metros de altura. Por atrás del cerro corre el viejo camino al paso de Guaytiquina que antiguamente conectaba con Molinos en los Valles Calchaquíes, provincia de Salta. Ahí sube también una huella a la azufrera Tumisa que operaba hasta los años ochenta del último siglo.



Download 1920x1200 Pixel

Una hembra con su pollino por un campo de halita húmedo con varios ojos de agua, rodeado por los pastizales.



Download 1920x1200 Pixel

Durante la tarde de los días calurosos, cuando el calor hace vibrar el aire en la superficie de la costra salina, los burros descansan en huecos húmedos que excavaron en la capa de sal. Algunas veces sobresalen sus orejones no más, pareciéndose a plantas raras.



Download 1920x1200 Pixel

Cuando los jóvenes burros entre los dos y tres años de vida alcanzan su madurez sexual, se separan o son expulsos de su familia. Entonces a veces se juntan con otros jóvenes y juntito salen en busca de chicas, igual que acontece con los seres humanos. Aquí en la foto tal gamberro vagabundo está molestando a una familia con un pollino recién nacido. Tienta montar la burra, sin embargo a la hembra eso no le agrada mucho y al impertinente le proporciona un fuerte coz de patas traseras en su pecho, que le vuelan las orejas.



Download 1920x1200 Pixel

El terreno de la zona marginal al norte del núcleo todavía queda entre diez y veinte metros encima del nivel del núcleo. Sin embargo sus lagunas están al mismo nivel del núcleo, por lo que el terreno circundante baja lentamente a las lagunas. Sobre todo por las cuestas del norte brotan innumerables vertientes con agua que probablemente proviene desde los cerros, dando vida a la vegetación variada y constituyendo así un biotopo para anfibios, reptiles, insectos, pájaros que aquí anidan y para nuestros burros que sobre todo acuden para tomar agua, mientras que para pastar prefieren las pampas más secas y con vegetación menos cerrada.



Download 1920x1200 Pixel

Una grande familia de burros chúcaros vuelve del abrevadero a su pastizal.



Download 1920x1200 Pixel

En esta foto y en la siguiente estamos unos 45 kilómetros más a norte de las lagunas en las fotos de arriba, y poco más encima de los tres mil metros de altura por los cerros que rodean la cuenca del salar. Por aquí se encuentran los burros chúcaros de montaña que claramente se distinguen de sus hermanos más flojos y gorditos en el salar. Este hermoso animal todo blanco anda solitario, es grande, musculoso y tiene cabeza más chica que los de abajo. La vida por los cerros indudablemente es más dura y peligrosa. No obstante su único enemigo natural debe de ser el puma. Aunque nunca topé con alguno en este sitio, ya encontré cadáveres de burros y de camélidos que comprueban su presencia. Además los burros adultos deben vigilar los pollinos por los enormes cóndores que de vez en cuando navegan en los cielos y por los zorros, sobre todo el grande culpeo (Lycalopex culpaeus) que alcanza el tamaño de un perro mediano.



Download 1920x1200 Pixel

Durante el día los burros de montaña andan por los pedregales en busca de pasto. Sin embargo a la puesta del sol bajan a los riachuelos en las quebradas a tomar agua. Estas quebradas son muy hondas con paredes perfectamente verticales y con muy pocas oportunidades para acceder desde arriba. Así que en estas raras bajadas en dicho horario se encuentran docenas de burros de varias familias que todos juntos acuden al agua. Este día pero andaba un curioso animal bípedo por la quebrada, así que la entera reunión de burros estaba parada arriba esperando hasta que el nefasto molestón se aleje.






→ Vuelva arriba

 

última actualización 2014-08-04