CAPÍTULO SALAR DE ATACAMA - Salar 3 PÁGINA

Haga clic en las fotos para bajarlas con alta resolución


Download 1920x1200 Pixel

Un gran elogio a una fiel bici que siempre cumplió, nunca se quejó y todo aguantó por cientos de kilómetros encima de la más cruel costra salina. Le gustaba diseminar tornillos y tuercas y exigía nuevos neumáticos cada dos por tres. Sin embargo cada día llegábamos a donde ya no había como avanzar. Entonces yo la abandonaba ahí, trasbordaba el equipaje de sus bolsos para mi mochila, marcaba su posición en GPS y seguía a pié para volver reencontrarnos talvez en la tinieblas nocturnas.

Este amor terminó de repente un año más tarde, cuando un bellaco en camioneta se adentró al salar hasta aquí y me la robó yunto con todo demás equipo durante mi ausencia, obligándome a una caminata de vida o muerte de cuarenta kilómetros por pantanos y costra salina en las tinieblas de la noche siberiana vistiendo polera y shorts no más y con medio litro de agua que me había quedado...



Download 1920x1200 Pixel

En zonas pantanosas con lagunas y vertientes se encuentran amplias pampas con gramíneas variadas. Ahí viven los llamados burros chúcaros, descendientes de los burros domésticos introducidos desde el viejo mundo por los conquistadores (→Equus africanus asinus). Son animales muy resistentes que supieron adaptarse a este medio ambiente tan hostil a los mamíferos. Sus ancestros silvestres son los burros africanos y así están muy emparentados con las cebras (→Equus zebra) que pertenecen al mismo género. Aquí en el salar se muestran muy sociales. Viven en grupos de hasta unos doce animales con parejas que cuidan amorosamente de sus crías y defienden con énfasis sus pastizales, sobre todo con los jóvenes burros vagabundos en busca de chicas. Por lo demás aquí pueden vivir en paz y crecer sin preocupación por enemigos pues ni el ser humano entra a molestarlos. Estos burros son responsables de una multitud de caminos por la pampa salina que interconectan lagunas, pastizales y vertientes con agua potable para estos animales. De toda forma para el investigador que se aventura a explorar este desierto de sal, los caminos de burro son una gran ayuda para avanzar sin fatiga.



Download 1920x1200 Pixel

Un camino de burro atraviesa un típico campo de halita fresco con lagunas de color verde esmeralda, para alcanzar los pastizales que se encuentran dos o tres kilómetros más allá en terreno poco elevado.



Download 1920x1200 Pixel

Arqueología en el salar. Edificios de esta hechura existían también en el antiguo Tawantin Suyu, las cuatro regiones del imperio incaico. Las paredes inclinadas como pirámides y los ladrillos de adobe encajados en zigzag vertical no corresponden al patrón del arquitectura europea. Aquí estamos en un punto entre el antiguo oasis de Toconao por el sudeste y el paso de Domingo Ramos al noroeste, un viejo y olvidado portezuelo que cruza la Cordillera de la Sal en un lugar, donde la serranía se estrecha igual que una cintura de avispa. Poco más al norte, el camino subía a la Cordillera de Domeyko por una senda bordeada por antiguos petroglifos en su parte inferior. Así que probablemente la travesía de la Cordillera de los Andes desde los territorios Diaguitas al este hacia el litoral del Pacífico se efectuaba también por este camino más directo que por los ayllus de San Pedro y este edificio enigmático podría ser una posta en dicho camino.



Download 1920x1200 Pixel

Aparte del edificio susodicho, por las pampas cubiertas de vegetación se encuentran también algunas ruinas hechas de costra salina y de fecha más reciente, rodeadas por áreas de viejo estiércol animal. Esto significa que aquí vivían pastores con ganado. Los caminos que conectaban las viviendas con las vertientes de agua potable, con las lagunas y con las demás casas todavía existen y son usadas por los burros chúcaros.

Otro tipo de camino que también se encuentra por el salar, son los caminos de los cateadores, hombres valientes y solitarios que hace más de un siglo rastreaban los desiertos en busca de minerales. Por estos caminos se encuentran a menudo los montículos que cavaban del terreno para chequeo de su composición. Todavía me acuerdo de un viejo ingeniero en el campamento Minsal en Toconao, como hace treinta años me contaba de su abuelo Luís que salía con su burrito armado de pala con pico, con una frazada, agua y algunos alimentos a catear las inmensas pampas salinas del Salar de Atacama. Un día me había llevado a conocer las sendas del viejo cateador.



Download 1920x1200 Pixel

Cambio del medio de transporte desde la rueda a la bota.



Download 1920x1200 Pixel

Al cabo de un largo camino de burro llegamos a una poza de agua dulce alimentada por una vertiente subterránea. Ésta se ubica al borde de un amplio campo blanco de sal de formación reciente, mientras que los campos de sal marrón al fondo son más antiguos y por eso recubiertos de polvo y arenas desérticas. Supuestamente el agua no siempre sería potable para nosotros los humanos, pues los burritos son mucho más resistentes y adaptados a condiciones rígidas.



Download 1920x1200 Pixel

Camino al salar, diez kilómetros al sur de San Pedro. Al fondo divisamos los últimos algarrobos y chañares del último caserío todavía habitado – el ayllu Cucucter – y en el primer plano estamos frente a una de la maravillas del desierto: El Tamarugo (Prosopis tamarugo). Árbol desértico nativo del norte de Chile, llega a alcanzar veinte metros de altura y a vivir setecientos años. Sus raíces llegan a gran profundidad conque puede aprovechar las vetas húmedas debajo de los salares. Igual que el algarrobo y el chañar, el tamarugo pertenece a la familia de fabáceas y a fines del verano produce un fruto buscado de forraje para ganado como la llama, cabras y ovejas. Aquí en la foto aparece en su traje primaveril, adornado por sus flores amarillas que atraen miríadas de abejas, avispas y mariposas.



Download 1920x1200 Pixel

Un camino de sondeo de la minería actual, siempre en busca de recursos acuáticos para esta insaciable industria contaminadora y destructora del patrimonio natural por todo el planeta. En esta zona se encuentran varios pozos de sondeo perforados en busca del liquido precioso. En las inmediaciones hace unos treinta años hasta ejecutaron infructuosa prospección petrolera.






→ Vuelva arriba

 

última actualización 2016-04-25