CAPÍTULO LA POBLACIÓN DE UYUNI - Historia PÁGINA



■  HISTORIA DE UYUNI

Uyuni, villa ferroviaria con el título de "Hija predilecta de Bolivia", surge a una altura de 3675 metros a sudeste del enorme Salar de Uyuni (antes Salar de Tunupa) en medio de un impresionante y hediondo mar de basura que cubre sus alrededores por un radio de varios kilómetros...

Uyuni es capital de la provincia Antonio Quijarro en el departamento de Potosí y contaba con una población de unos 11'000 habitantes en 2005, mientras que en 1992, antes del declino ferroviario, todavía eran 20'000. En el presente, la actividad económica principal consiste en quínoa, cría de ganado camélido, en comercio y con un fuerte aumento en el turismo internacional.

Su población principalmente indígena del altiplano habla quechua, aymará y castellano.

El origen del nombre es algo desconocido, algunos afirman que se originaría de la voz aymará "Uyu", que quiere decir casa o canchón, pues existían muchos recintos de esa naturaleza para alquilar a los comerciantes y arrieros que solicitaban alojamiento con la palabra "Uta uyunipa". Esta es la versión más aproximada al origen del nombre.



En Sudamérica, el primer tren corrió los 84 kilómetros entre Caldera y Copiapó en Chile el 25 de diciembre de 1851. En Antofagasta, ciudad portuaria en el desierto – entonces todavía boliviana – se ponen los primeros rieles el 7 de enero  de 1873 y llegan a Calama a 2265 metros de altura en 1886. Cayó en esa época la Guerra del Pacífico que duró de febrero de 1879 (tropas chilenas ocupan Antofagasta) hasta el 20 de octubre de 1883 (capitulación del Perú). Entonces Bolivia perdió la Provincia de Atacama con las ciudades Antofagasta, Calama e Iquique al Chile y con eso perdió también su acceso al mar.

Entre 1886 y 1888 se construye el tramo entre Calama y la nueva y actual frontera con Bolivia en Ollagüe a 3700 metros de altura, tocando en Estación Ascotán los 3954 metros. De ahí los carriles arribarán a Uyuni el 25 de noviembre de 1889. Así nacen los ferrocarriles en Bolivia en la por ellos llamada “Red Occidental” y así nace también Uyuni, que se fundó el 11 de julio del año 1889, bajo la presidencia de Aniceto Arce. El proyecto ferrocarril, en su primera fase debía llegar desde Antofagasta a las minas de plata de Pulacayo y Huanchaca.

Sin embargo, ante el temor de que los trabajadores que realizaban el tendido de la vía férrea (chilenos en su totalidad) saquearan las instalaciones de la Cía. Huanchaca de Bolivia, se suspendió su construcción, quedando la punta de rieles en el lugar denominado Uyuni, hasta donde llegaban los trenes que exportaban los minerales de plata. Este hecho produjo tanta actividad comercial en el lugar, que se decidió construir una estación ferroviaria, lo que en forma definitiva originó el asentamiento de la población.

Instalada la estación ferroviaria, gran parte del vecindario encontró trabajo en la empresa "Bolivian Railway", que absorbió a más de un millar de empleados y obreros trabajando en sus departamentos de Tracción, Maestranza, Vía y Obras, Tráfico y Almacenes. A estas alturas, Uyuni se había convertido en el lugar de empalme de los ferrocarriles Antofagasta - Bolivia, ramal Atocha, línea Oruro y ramal Potosí (este último con desvió a partir de la estación Río Mulato); además, la Cía. Huanchaca de Bolivia, tenía su propio ferrocarril que partiendo de Uyuni, hacía un recorrido de 32km. hasta la localidad y la mina de plata de Pulacayo.

Finalmente de Uyuni los carriles siguieron al norte para Oruro y La Paz, al sur para Villazón, conectando la red boliviana con la red ferroviaria argentina a Salta y Buenos Aires, al oeste para Antofagasta, conectando con la red ferroviaria chilena y al este para Potosí y la capital Sucre, llegando en el Paso del Cóndor a impresionantes 4787 metros de altura – sólo 43 metros menos que el punto de ferrocarriles entonces considerado ser el más alto del mundo (un ramal a la Mina Volcán en el tramo Lima - Huancayo en el Perú).



Actualmente todavía existen las localidades de las oficinas y de las salas de montaje de la posterior ENFE (Empresa Nacional de Ferrocarriles, ahora privatizada) y el sorprendente cementerio de los trenes (malamente saqueado), para donde echaron toda clase de material ferroviario fuera de servicio en la época de las máquinas a vapor.
 
Hoy en día de la estación de FFCC en Uyuni salen trenes de pasajeros al norte para Oruro y al sur para Tupiza y Villazón (en Argentina la línea para Salta ya no existe), como también al oeste para Calama en Chile.



→Vuelva arriba

 

última actualización 2013-09-29