CAPÍTULO CORDILLERA DE LA SAL - El Norte PÁGINA

Si la página no se abre correctamente (fotos incompletas) apriete tecla F5 (actualizar)


Download 1600x1200 Pixel

La desembocadura del Río Vilama en la planicie del Salar de Atacama

En este capítulo nos dirigimos hacia el norte para visitar los alrededores del nudo, en donde da inicio la Cordillera de la Sal y el Llano de la Paciencia y en donde varios ríos cordilleranos buscan su camino hacia el Salar de Atacama.

En esta imagen vemos desembocar el Río Vilama con su agua potable que aquí se canaliza para abastecer el oasis de San Pedro de Atacama. Encima del morro enfrente quedan las ruinas de un antiguo asentamiento Atacameño fortificado, estratégicamente bien ubicado. Cerca de aquí se halla también su santuario con arte rupestre y más objetos dedicados al culto. A la salida del río podemos reparar a la derecha en la vieja planta purificadora de azufre Polán que funcionó hasta al inicio de los años noventa del último siglo.


Download 1600x1200 Pixel

Catarpe

Esto es el valle del Río San Pedro, antiguamente cultivado. A la izquierda vemos al lado opuesto del río, encima de las pequeñas planicies elevadas, las ruinas del centro administrativo incásico Catarpe, que operó pocos años alrededor de 1460 hasta la llegada de los Españoles con Diego de Almagro en 1536 no más. Abajo a la derecha empieza el camino de las caravanas que cruza el Desierto de Atacama conectando con el litoral del Pacífico.


Download 1600x1200 Pixel

La Capilla de San Isidro

Poco más allá de Catarpe encontramos esta preciosa capilla altiplánica dedicada a San Isidro. Sin embargo no es muy vieja, fue edificada en 1913 por un colono Italiano que administraba una chacrita por aquí. San Isidro (propiamente dicho: San Isidro Labrador) es el patrono de los labradores y es venerado en muchos pueblos con procesiones en las que se bendicen los campos.


Download 1600x1200 Pixel

Río San Pedro

Acercándose a la alta Cordillera, el ancho Valle del Río San Pedro se convierte más y más a una angosta quebrada que busca su camino por las cenizas volcánicas. Por aquí vive también una discreta fauna – guanacos, burros silvestres, zorros y varios pájaros acuáticos, destacando un hermoso pato con pico y patas azules igual que la luz del cielo. Además quedan algunos llameros con sus animales. Aquí pasaba también el camino de caravanas que más arriba seguía por Matancillas en el Río Salado hacia las demás poblaciones Atacameñas de la Precordillera, como Caspana, Toconce y Ayquina.


Download 1600x1200 Pixel

El cajón del Río Grande

Aquí tenemos el Río Grande, que más abajo se une con el menos caudaloso Río Salado para formar el Río San Pedro. Eso de aquí es una quebrada al pie de la letra, pues este canal no fue abierto por el agua, más bien se trata de una fisura en la gruesa capa de piedra volcánica, como es típico en esta zona. En cima, las paredes en algunos puntos se acercan tanto, que es posible saltar de un lado para el otro. En la época de las lluvias este pasaje angosto se puede llenar de un golpe con un torrente alto varios metros, causado por las precipitaciones que tienen lugar más arriba en la Cordillera.


Download 1600x1200 Pixel

Los "descubridores" de Sudamérica no carecían de fantasía. Hubo quien afirmó haber visto ciudades hechas de puro oro, otros encontraron hombres sin cabeza y con su cara en la barriga en vez, o toparon con las amazonas guerilleras con un solo seno para mejor manejar el arco, o con los gigantes patagones con sus pies enormes. Por suerte no vieron esta ciclópica vieja bota arrojada por una quebrada seca que da al Río Grande, sino sabe Dios, con cuales horrores hubieran salido acerca de los Atacameños...


Download 1600x1200 Pixel

El Cerro Colorado (5748m) y atrás a la derecha el activo Volcán Putana (5890m)

A varias horas de camino más a nordeste de la confluencia del Río Grande con el Río Salado, el paisaje asume carácter altiplánico. Allá en la Cordillera nacen muchos ríos. Algunos ya pronto se pierden en los roquedales volcánicos antes de llegar más abajo, otros sólo corren en la época húmeda y otros más siguen juntándose entre ellos hasta conseguir el caudal necesario para el largo camino hacia la cuenca del salar. Así el Río Tocorpuri se une con el Río Incahuasi, formando el Río Putana que a su vez se junta con el Río Juana y más abajo con el Río Peñaliri, constituyendo el Río Grande que se juntará con el Río Salado para llamarse finalmente Río San Pedro.


Download 1600x1200 Pixel

El Cerro Sairecábur (5971m) visto desde el mismo punto de la foto más arriba. Un camino minero transitable para 4x4 sube al portezuelo a la izquierda del pico hasta los 5500 metros de altura a la ex mina de azufre Saciel. La correspondiente planta de azufre se encuentra unos diez kilómetros más abajo a 4400 metros de altura.



Vuelva arriba

 

última actualización 2013-09-29